Prueba piloto de carril bici en la calle Ferran de Barcelona

En los últimos años, el Ayuntamiento de Barcelona está apostando por la configuración de un modelo de ciudad más sostenible, potenciando los desplazamientos a pie, en transporte público o en bicicleta. En este sentido, el recientemente aprobado Plan de Movilidad Urbana (PMU) 2024 establece una serie de actuaciones encaminadas a conseguir este reto, entre las que se encuentra la ampliación en un 40 % de la red de carriles bici de la ciudad.

En este marco, el ayuntamiento encargó a Landem el diseño de una prueba piloto de carril bici en la calle Ferran, vía que, además de enlazar la Rambla con la plaza Sant Jaume, es de las más emblemáticas de Ciutat Vella. Teniendo en cuenta las características singulares de la calle. El objetivo principal de la prueba piloto es generar un eje bidireccional de bicicletas mediante un carril bici permeable, sin cierres laterales, posibilitando los cruces transversales y minimizando la afección a la adoquín existente para evaluar si la actuación es suficiente para ordenar la convivencia entre vehículos motorizados, bicicletas y peatones.

A pesar de que el alcance del proyecto era la definición de la prueba piloto con un coste controlado, esta actuación se plantea como ensayo para evaluar la viabilidad de la tipología de carril bici. En un futuro, está previsto señalizar mediante piezas de iluminación LED con forma de adoquín, simulando el pavimento, y con carteles de señalización inteligentes que facilitan la convivencia entre los diferentes usuarios.

 

AÑO: 2021
LOCALIZACIÓN: Barcelona
SERVICIOS: Proyecto ejecutivo
CLIENTE: Ayuntamiento de Barcelona

  • Date 16 marzo, 2021
  • Tags Obra civil